datos privados olvidados

Desde BorradoDatos.Info le ofrecemos todo tipo de servicios relacionados con el borrado irreversible y seguro de sus datos e información personal en distintos dispositivos de almacenamiento así como la venta y alquiler de la maquinaria necesaria para realizar ese borrado de soportes multimedia.

Este tipo de servicio es adecuado para cualquier tipo de organización pública o privada que quiera mantener la confidencialidad de sus datos o información privada,  olvidada tanto en ordenadores u ordenadores portátiles, como en móviles u otros soportes multimedia, que una vez desechados, pueden generan nuevos fraudes o agujeros de seguridad.

Hay cálculos de que en España se tiran a la basura entre 3 y 4 millones de ordenadores y portátiles y 12 millones de teléfonos o terminales  móviles al año.  Sin contar además, con los equipos que se donan a instituciones o se venden en el mercado de segunda mano. Aunque sus dueños hayan borrado los datos privados, son fácilmente recuperables en la mayoría de los casos, al menos parcialmente.

En su momento, la policía alemana quedó en evidencia hace unos años, al subastar diversos ordenadores portátiles incautados a criminales. Se había procedido al formateado los discos duros antes de ponerlos en venta, pero sus compradores descubrieron con sorpresa que contenían fotos pedófilas y propaganda nazi.

Algo parecido le sucedió, años atrás al gobierno de Georgia (EEUU).  Subastó diversos equipos informáticos (ordenadores sobremesa, ordenadores portátiles, servidores, pantallas o monitores tft) y, en algunos de estos dispositivos, se encontraron detalles bancarios, números de la seguridad social e informes hospitalarios de carácter personal.

Más recientemente, un ordenador personal (pc) desechado por la empresa de biotecnología Monsanto revelaba algunos datos sobre sus investigaciones secretas industriales.

Los responsables de seguridad informática o expertos informáticos  saben que:

  • Los sistemas operativos nos hacen creer que cuando enviamos los datos a la papelera de reciclaje  o formateamos el disco duro, el borrado es definitivo, pero nunca es así.
  • Los espacios ocupados por esos archivos o esa información quedan disponibles para ser reutilizados por otros ficheros, pero mientras eso no se produce,  la información sigue grabada totalmente en el disco.  Sólo lo hemos borrado del índice o del directorio de datos.
  • En muchos casos no sólo podremos recuperar ficheros borrados recientemente, sino acceder incluso a datos de instalaciones anteriores con otros sistemas operativos o incluso antes del último formateo completo.

Hay diversos estudios, según los cuales una cuarta parte de los equipos vendidos en el mercado de la informática en cuanto a ordenadores y portatiles de segunda mano o usados, el propietario ni se ha molestado en borrar la información personal.

La desidia o el desconocimiento sobre cómo borrar irreversiblemente los datos informáticos dan lugar anualmente a multitud de fraudes tecnológicos, una vez se recuperan esas informaciones ocultas en los soportes multimedia.  Lo mismo sucede también con los los teléfonos móviles y PDAs, que actualmente no sólo utilizamos para llamar y recibir llamadas sino que en muchos casos almacenan información bancaria importante, información de datos personales y familiares,  contratos y planes empresariales, listas de contactos, llamadas, correspondencia, contraseñas de alarmas y páginas web,  uso de medicamentos, etc . . .

Es un mito que formatear un ordenador o disco duro de ordenadores portátiles sea igual a borrar su información,, como ya hemos comentado anteriormente.  Existen un buen número e aplicaciones informáticas, cuyo objetivo es la recuperación de archivos borrados, dañados o de discos duros formateados, por accidente o por error.  Y muchos de ellos funcionan con alta eficacia en esos cometidos.

En caso de necesitar tener privacidad y seguridad en sus datos le ofrecemos servicios de borrado irreversible y seguro de sus soportes informáticos, sean cuales sean.  Y además le indicamos unas sencillas reglas a seguir antes y despues del uso de ciertos dispositivos para su mayor seguridad y la de su información confidencial:

  • A la hora de traer su ordenador a reparar, si tiene datos sensibles, nos puede solicitar “quitar el disco duro” y, se lo entregamos en una carcasa USB para acceder a sus datos desde otro equipo
  • En caso de querer borrar su disco duro, de forma irreversible y segura tenemos varios métodos.  Con unos podrá reutilizar el mismo disco duro en su equipo y con otros quedará totalmente inutilizado.  Con ambos métodos la información será borrada de forma segura e irreversible.
  • En caso de cambios de disco duro, aunque no se pueda acceder a los datos es mejor llevar sus discos duros sustituidos a su casa, por seguridad y por si más adelante quiere recuperar dichos datos.
  • Si nuestra intención es desechar el ordenador, las mejores soluciones son destruirlo físicamente, con un servicio que ofrecemos para muchas unidades, con desmagnetizadores de disco duro y de soportes magnéticos.
  • Si queremos donar o vender nuestro antiguo ordenador, se recomienda usar un programa de borrado seguro de datos, que escriba encima de todos los sectores y pistas del disco duro y, así garantice la eliminación total de la información.   Para un borrado normal con pasar una “pasada” de la herramienta será suficiente, pero los más altos niveles de seguridad exigen hasta 7 pasadas por cada punto de almacenamiento.
  • Utilizar claves que bloqueen los dispositivos tanto en teléfonos móviles y terminales móviles, como en PDA´s y agendas electrónicas.  Podemos perderlas en cualquier momento o una vez desechadas, si se reparan, tendrán accesibles todos los datos si no hemos tomado esto en consideración.
  • Hay programas de borrado seguro también para los teléfonos móviles y PDAs.
  • También antes de desechar una SIMM de telefonía móvil sería bueno tratarla con programas de borrado seguro.
  • No olvidar tratar memorias FLASH tanto de teléfonos móviles como de cámaras fotográficas, ordenadores, etc . . .
  • En los casos de memorias internas de dispositivos, lo deben realizar servicios técnicos especializados o con programas específicos de los fabricantes (que no siempre están disponibles)

Los datos privados olvidados en ordenadores o portátiles y móviles desechados generan nuevos fraudes

Se calcula que los españoles tiran a la basura entre 3 y 4 millones de ordenadores y portátiles y 12 millones de teléfonos móviles al año, más una cifra desconocida que se dona a instituciones o se vende en el mercado de informatica de segunda mano. Aunque sus dueños hayan borrado los datos privados, son fácilmente recuperables para la picaresca informática.

La policía alemana quedó en evidencia el año pasado al subastar diversos ordenadores portátiles incautados a criminales. Habían formateado los discos duros antes de ponerlos en venta, pero sus compradores descubrieron con sorpresa que contenían fotos pedófilas y propaganda nazi.

Lo mismo le sucedió, este verano, al gobierno de Georgia (EEUU).

Subastó diversos equipos informáticos (ordenadores, portatiles, servidores, pantallas tft), donde se encontraron detalles bancarios, números de la seguridad social e informes hospitalarios.

Recientemente, un ordenador pc desechado por la empresa de biotecnología Monsanto revelaba datos sobre sus investigaciones secretas.

Juan Martos, Responsable de Laboratorio de Recovery Labs, explica la razón: “El sistema operativo nos hacen creer que, cuando enviamos los datos a la papelera o formateamos el disco duro, el borrado es definitivo, pero no es así. El espacio ocupado por estos archivos queda disponible para ser reutilizado por otros que almacenemos pero, mientras esto no se produzca, la información sigue en el disco”.

Un caso de un cliente quepidió que recuperasen los datos de un disco duro: “Nos llamó algo ofendido, ya que le habíamos mandado datos suyos y otros que no lo eran. Resultó que lo había comprado de ordenador de segunda mano y, al recuperar los datos, aparecieron también los del anterior propietario”.

Otro caso curioso se dio con una tarjeta de memoria comprada en un centro comercial de Madrid: “Venía como nueva, con su paquete, garantía. Le pasamos nuestro programa de recuperación de fotografías y vimos que estaba llena de fotos personales de una pareja. Tan sólo la habían formateado y vuelto a empaquetar”, vendieron un producto usado como si fuera nuevo.

Según diversos estudios, en una cuarta parte de los equipos vendidos en el mercado de informatica de ordenadores y portatiles de segunda mano o usados, el propietario ni se ha molestado en borrar la información. Lo comprobó un vecino de Barcelona que compró un ordenador usado subastado por el Forum Barcelona 2004 y descubrió en su interior un disco compacto con datos personales.

Es una realidad cotidiana en las tiendas de reparación de ordenadores y portatiles. Los clientes abandonan allí los componentes que han sido actualizados: “Un abogado nos dejó un disco duro lleno de casos de sus clientes; una astróloga, cientos de cartas astrales; también bases de datos y contabilidad de empresas, fotos eróticas, filmaciones de vecinas”, aseguran en la tienda Traxtore.

El descuido o desconocimiento sobre cómo borrar bien los datos informáticos ha dado lugar a un nuevo tipo de picaresca, explican en Traxtore: “Hay gente que se dedica a comprar equipos de segunda mano o usados en tiendas físicas o virtuales, por si contienen comprobantes o “cookies” con datos bancarios, u otras informaciones que permitan hacer deducciones sobre aquella persona”.

Recientemente, la cadena BBC denunciaba un nuevo negocio detectado en Nigeria: la venta de datos bancarios de clientes británicos, recuperados de los ordenadores usados que instituciones y particulares donan a Nigeria.

Lo mismo sucede con los teléfonos móviles y PDAs, según un reciente estudio de la consultora Trust Digital, que compró diez aparatos en eBay y los diseccionó: extrajo 27.000 páginas de información, con la que pudo localizar a los dueños originales, además de su información bancaria, contratos y planes empresariales, listas de contactos, llamadas, correspondencia, contraseñas y uso de medicamentos.

Cómo borrar bien un disco duro

Es un mito que formatear un ordenador o portatil sea igual a borrar su información, explica Juan Martos, de Recovery Labs: “Existe un interminable número de aplicaciones en Internet, cuyo objeto es la recuperación de archivos borrados o de discos formateados”.

A la hora de llevar el ordenador a reparar, “hay que quitar o borrar antes el disco duro, eliminando la partición y haciendo un formateo de bajo nivel. Y, cuando lo vayamos a buscar, reclamar que nos den las piezas que han reemplazado”.

Si nuestra intención es desechar el ordenador, las mejores soluciones son destruirlo físicamente, con un taladro o martillo; desmontarlo a piezas y tirarlas en contenedores diferentes, o bien y además desmagnetizar el disco duro, con un programa específico.

Si queremos donarlo o venderlo, se recomienda usar un programa de borrado seguro, que escriba encima de los datos y garantice así su eliminación. Nick Green, responsable de Ontrack Data Recovery España, explica: “Con pasar el programa una vez es normalmente suficiente, aunque para información crítica se exige más. El departamento de Defensa de EEUU, por ejemplo, exige tres pases”.

Los programas de borrado seguro son también útiles para los teléfonos móviles: se coloca el aparato en un adaptador de lectura conectado al ordenador y se le aplica el programa. Esto funciona sólo para la tarjeta SIM. En el caso de la memoria interna, hay que pedir un programa específico al fabricante y, según los expertos, es muy difícil borrarla.

A pesar de estas precauciones, es posible que nuestros datos sean recuperables, asegura Martos: “Casi todas las aplicaciones de borrado seguro del mercado tienen deficiencias. Es importante informarse bien”. Además, añaden desde Ontrack: “Sobrescribir los datos puede no funcionar si no sabemos dónde y cuándo se almacenan dentro del disco. Podemos borrar sólo cierto tipo de archivos y particiones, pero no todos”.

Incluso destruir el disco no es irreversible, aseguran en Ontrack: “La desmagnetización no siempre es efectiva, necesitas saber cuánta energía y tiempo de exposición son necesarios. En cuanto a la destrucción física, la compañía IBAS consiguió recuperar el 90% de datos de unos discos duros seriamente dañados, que habían estado meses sumergidos en un barco hundido, a 100 metros de profundidad en agua salada”.

Borrar los datos enviados

En un mundo intercomunicado, acabar con la información personal en el propio ordenador o portátil no es suficiente. El riesgo de revelación no deseada de datos sigue latente, en los correos electrónicos o mensajes instantáneos que se mandan a personas que no tienen la precaución de borrarlos.

Así lo ha comprobado recientemente el congresista norteamericano Mark Foley. Mensajes suyos enviados a menores, que no los eliminaron de sus ordenadores pc, han permitido a todo el país conocer las tendencias sexuales del congresista. Es otro de los cada vez más escándalos, despidos laborales y crisis financieras cuyo origen es la información fuera del propio control.

Para evitarlo, están apareciendo programas, como VaporStream, que funcionan con una aplicación web y borran automáticamente el mensaje cuando ha sido leído por el remitente, destruyendo también cualquier traza de quien lo envió. Otra solución son los viejos programas de cifrado, como PGP, siempre que el receptor los conserve sólo en su versión cifrada, pues si guarda el correo después de descifrado no sirve para nada.